SUJETADORES POSTOPERATORIOS

Encuentra los sujetadores postoperatorios perfectos, que te ayudarán a recuperarte después de una cirugía estética de aumento, reducción o reconstrucción de pecho. No te preocupes, que tenemos todas las tallas y en colores combinables con todas las prendas.Podrás empezar a hacer tus actividades, sin descuidar la curación adecuada.


¿Cómo colocar el sujetador o brasier Post operatorio?

La primera vez que te coloques el brasier postoperatorio, debe ser uno de compresión para que te ayude con el proceso de de desinflamación. Lo mejor, es elegir un sujetador postoperatorio con cierre delantero y tirantes ajustables gruesos de fácil regulación.

Además estos sujetadores especiales llevan un pequeño resorte en la parte central del pecho para ayudar a hacer presión en la parte superior del busto, ayudando a desinflamar el músculo, y también para facilitar el descenso de los implantes.

Los sujetadores se deben poner por primera vez, después de una curación de las heridas, y previa colocación de las gasas estériles. El brasier se coloca por la espalda, solo debes tener libre esta zona, y luego procedes a adherir los tirantes, y abrocharlo en la parte frontal. Recuerda que vas a empezar a ajustar en el nivel de menos compresión, y a medida que vayas perdiendo el volumen de la inflamación, podrás ir ajustando más.

Utilizarlos por lo menos cuatro semanas durante el día y la noche, pero lo ideal son 6 semanas para que asegures mejor el proceso de desinflamación, aunque prevalece siempre la recomendación de tu médico de cabecera.

Colocarlo cubriendo la totalidad del busto, y ajustar con los tirantes. También estos sujetadores post operatorios tienen un ajuste gradual, para ir ajustando la compresión según se vaya desinflamando la zona operada.